Loading...

jueves, 21 de enero de 2010

Amy Winehouse se declara culpable.


Amy Winehouse se ha declarado culpable de un delito de agresión y otro de desorden público, en relación con un altercado que protagonizó el pasado 19 de diciembre en la localidad de Milton Keynes, al sur de Inglaterra.

Aquel día, la cantante acudió a ver la obra de teatro de "La Cenicienta".

Desde el comienzo de la función, y con demasiado alcohol en sangre, no paró de insultar en voz alta a los actores.
Con semejante escándalo, Amy fue recriminada por el director de un teatro, que lejos de tranquilizarla la emprendió a puñetazos, tirones de pelo y patadas en la entrepierna del pobre señor.
Amy ha reconocido los hechos y el juez ha retirado provisionalmente los cargos contra ella, a condición de que no vuelva a delinquir en un plazo de dos años, y le ha impuesto el pago de 185 libras para cubrir los costes del proceso y compensar a su víctima. El hecho de que actuara bajo los efectos del alcohol ha sido decisivo para librarse de una condena estricta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario